-->

28 de septiembre de 2011

José Francisco Ruiz Massieu: una tragedia para los Salinas de Gortari

28/09/11. Exactamente hoy hace 17 años asesinaron a José Francisco Ruiz Massieu. En ese momento José Francisco era un hombre sumamente importante en la política mexicana, pertenecía a la élite que tomaba las decisiones más trascendentales para el rumbo nacional. El día de su muerte, era Secretario General del PRI y Diputado Federal. Aquel lejano 28 de Septiembre de 1994, la calle La Fragua de la Col. Tabacalera en la Ciudad de México, sería mudo testigo del asesinato, pues nunca se supo si fue baleado en la calle o al interior de su vehículo. Iba solo. A pesar de la falta de elementos periciales, fueron detenidos Daniel Aguilar Treviño y Carlos Cantú Narváez, que no sabremos nunca si fueron chivos expiatorios, y que posteriormente serían ligados a Raúl Salinas de Gortari, señalado como supuesto autor intelectual. Este también fue el comienzo del deslinde del presidente Ernesto Zedillo hacia el ex presidente Carlos Salinas. Parecía más una deslealtad, una traición a la institucionalidad en un sistema político que se había caracterizado por su auto disciplina y el respeto a los ex presidentes. El supuesto autor intelectual del asesinato nunca apareció, el diputado federal Manuel Muñoz Rocha, a pesar de que el Cónsul Humberto Hernández Haddad informó haberlo visto en San Antonio, Texas. Tampoco su cadáver fue encontrado. El 23 de marzo de 2009, se dieron por concluidas las indagaciones al prescribir el delito de homicidio. El crimen de Ruiz Massieu nunca será aclarado.

Se rumoró que el asesinato fue una venganza de Raúl Salinas, ya que Ruiz Massieu estuvo casado con su hermana Adriana Salinas de Gortari. Dicho vinculo familiar hizo que José Francisco lograra ser Gobernador de Guerrero, de 1987 a 1993. La vox populi, señalaba que Ruiz Massieu era homosexual y había sido encontrado con otro hombre, que posteriormente, sería también Gobernador de Guerrero. Esto era insoportable para Raúl Salinas, quién se dijo, lo había mandado a matar. Años después, el 14 de junio de 2005, la justicia absolvió a Raúl Salinas de dichos cargos, y el ex presidente Salinas regresó de su auto exilio en Irlanda, por las mismas vergonzosas razones. Existen otras versiones que indican que el asesinato se debió a rencillas entre Raúl Salinas y el hermano de José Francisco, Mario Ruiz Massieu. Se dice que Mario no se suicidó, que actualmente es un testigo protegido. Antes de ser arrestado y extraditado a Estados Unidos se realizó varias cirugías en el rostro, en el Hospital Magallanes de Acapulco. Un día antes de morir, iba rumbo a Houston donde enfrentaría un proceso judicial al ser acusado de lavado de dinero, entre otros presuntos delitos. No ocurrió eso porque, mediante la ingestión de antidepresivos, el ex subprocurador de la PGR, supuestamente acabó con su vida en el departamento que ocupaba en New Jersey. Lo hizo luego de dejar una carta donde sostiene que "Ernesto Zedillo no perdonó que denunciara a los dirigentes del PRI el 23 de noviembre de 1994. Se vengó por eso. Para encontrar a los homicidas de mi hermano hay que iniciar una investigación que empiece por Zedillo. El y yo supimos que no era ajeno a los dos crímenes políticos de 1994". Pero todo, como lo dije anteriormente, son rumores y especulaciones. Estaban muy frescos los sucesos del levantamiento del EZLN en Chiapas y el asesinato del candidato presidencial, también priísta, Luis Donaldo Colosio en Lomas Taurinas, Tijuana. ¿Así se dirimía la política mexicana? ¿A tiros? ¿Nunca se encuentran a los culpables? Pues parece que si, así era entonces y así es ahora, como hemos podido comprobar en las últimas fechas.

Nunca he podido encontrar a un solo político que fuera como Ruiz Massieu, ni siquiera que se pareciera a él. En lo personal, era un hombre elegante, culto, reservado, pensador, intelectual, recio, y déspota. En lo profesional, era un político clásico, con pinta de estadista. Abogado, reformador, catedrático, constitucionalista, impulsor del desarrollo. Amigo de los amigos y acérrimo enemigo de los que no lo eran. Dicen los que lo conocieron en persona, que era combatiente de la cerrazón y autoritarismo que hasta esos días había distinguido a la política mexicana en general y a su partido, el PRI. Sin duda un hombre de avanzada, que estaba por arriba del momento político que vivía México. Para muestra un botón, el último libro de su autoría publicado en 1994 por la editorial Porrúa, fue "La construcción democrática". 

Por estas grandes condiciones políticas, se presumía que su cuñado Carlos Salinas de Gortari lo propondría, por "dedazo", para ser candidato presidencial, pero no fue así. En el libro de Teresa Estrada Castañón, "Guerrero: sociedad, economía, política y cultura", editado por la UNAM en 1994, dice que José Francisco “carecía de antecedentes electorales: antes de su designación como gobernador de Guerrero no había ejercido ningún cargo de elección popular. Su carrera como funcionario público transcurrió en la ciudad de México. Sus méritos eran primordialmente académicos y administrativos”. Y aunque también formó parte de los tecnócratas, no servía a los intereses de su ex cuñado, el presidente de México. En Guerrero, Ruiz Massieu hizo de su sexenio un “recogimiento del sector público” y anunció que bajo su mandato correspondería al sector privado el papel protagónico en el impulso de la economía guerrerense”, citado por la misma Teresa Estrada, p. 142. De esos grupos de empresarios saldrían muchos de los actuales políticos guerrerenses, entre ellos, Zeferino Torreblanca Galindo, que fue gobernador hasta el año pasado.

El ex presidente Miguel de la Madrid, en una entrevista que le dio a Jorge Castañeda en el libro "La herencia: arqueología de la sucesión presidencial en México", revela que a raíz del asesinato de Luis Donaldo Colosio, Salinas de Gortari sondeó varias posibilidades de candidatos a suceder a Colosio antes de finalmente hacerlo con Ernesto Zedillo: “Salinas discutió con Ruiz Massieu la posibilidad de nominarlo, pero éste le advirtió de un obstáculo potencial debido a su nacimiento en Guatemala; se auto excluyó de la contienda”.

Soy guerrerense, de Acapulco, de donde también, se supone, era originario Ruiz Massieu. He conocido, platicado, debatido con políticos y actores sociales, empresariales de todas las ideologías y afiliaciones partidarias. A pesar de que para la izquierda tuvo un odio casi enfermizo, nunca, jamás, he escuchado a uno sus miembros expresarse totalmente mal de Ruiz Massieu. Sí, reconocen sus defectos, pero más resaltan sus múltiples virtudes. Perredistas, panistas, priístas, dirigentes sociales, etcétera, reconocieron en José Francisco a un hombre capaz de unir a un estado bronco como lo es Guerrero. Justo en estos momentos necesitamos de alguien así, como él. Los últimos tres gobernadores del estado, lo conocieron, trabajaron para él, aún lo admiran y lo citan constantemente. Aunque los menos, dicen que el gobierno de Ruiz Massieu constituyó una gran decepción, porque continúo con la herencia priísta del autoritarismo, una política económica neoliberal, así como la represión política. Dicen que su brillantez e inteligencia fueron usadas con fines perversos, y terminó "siendo asesinado por las intrigas palaciegas de la familia Salinas de Gortari".

A 17 años de muerto, José Francisco sigue teniendo tanto prestigio en Guerrero, que su hija Claudia Ruiz Massieu, consanguínea también de los Salinas de Gortari, a pesar de no tener ni el talento, ni el carisma del padre, ni tampoco su altura intelectual y política, quiere ser senadora por el estado que gobernó "el caballero de la politica mexicana". A la actual diputada federal plurinominal por el DF y sobrina de Carlos Salinas de Gortari, la placean y apoyan los Figueroa, René Juárez Cisneros, entre otros viejos y aún poderosos priístas. El gatopardismo en su máxima expresión, "que todo cambie, para que todo se mantenga igual". La política en Guerrero y en México, es y será la misma, con, o sin la presencia de los Ruiz Massieu. Diecisiete años de impunidad fueron en balde, Claudia Ruiz Massieu pertenece ahora al mismo sistema político que asesinó a su padre.
Carlos Álvarez Acevedo es escritor y periodista. Actualmente se desempeña como columnista en @GuruPolitico, Jefe de Información de la periodista Fernanda Familiar @qtf y como Editor de Opinión en el diario digital @SinEmbargoMX. Álvarez Acevedo es un politólogo originario de Acapulco, Guerrero, que también ha sido invitado como columnista en diversos diarios y publicaciones nacionales. Así mismo, ha participado en diversas elecciones municipales, estatales y nacionales, como estratega. Álvarez Acevedo ha otorgado consultoría y asesoría a diversos actores políticos, candidatos de elección popular, legisladores, presidentes municipales, funcionarios públicos, instituciones, empresas, periodistas, universidades, consultoras y ONG´s. Twitter: @GuruPolitico Facebook: GuruPolitico
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...